Saltar al contenido.

cómo suprimir el circuito neuronal de la crisis?

Esta es una palabra que evito en cualquier publicación que pueda hacer. El solo  vocablo activa “cosas” y  genera “cosas” que producen reacciones y respuestas que no están sujetas al control regular de las “cosas”.

el vocablo crisis desde una perspectiva etimológica proviene del verbo griego krinein que significa “separar” o “decidir” y además da origen a la acción de criticar concebida como análisis y valoración, y por otra parte origina el concepto criterio aceptado como el razonamiento adecuado. tomando como base la condición arquetipal del modelo verbal, la crisis es un momentun para decidir en base al análisis y la reflexión, permitiendo la valoración de  las opciones, y por tanto, conduce al proceso de selección de las acciones a tomar fundamentado en el razonamiento más adecuado.

pero cada crisis, por pequeña o grande que sea, es solo el efecto de un circuito neuronal en plena acción… si claro! podemos pensar y responder, y en silencio me pregunto:

no es la vida una sucesión de momentun en los qué tenemos que decidir? a qué hora programar el despertador? ducharse antes de dormir o al despertar? afeitarse o no? qué perfume usar? como vestir para que actividades? tomar el coche o el tren? en que estación bajar o cuál vía alterna tomar?, etc., etc.

no transcurrimos nuestra existencia analizando información y reflexionando sobre ella? quizás pueda dormir 10 min más? si ducharse en la mañana te deja fresco para el día? si es mal o bien visto la barba e 2 días? un perfume suave o no utilizar? un traje azul es más formal que una americana beige? el coche es más rápido pero más caro? bajar en la estación central o seguir hasta una más cercana del objetivo?, etc., etc.

la crisis es una oportunidad en la medida que define un momentun para decidir, especialmente importante si consideramos que los últimos hallazgos (gigerinzer, haynes) han reubicado en el núcleo más atómico de la cuestión a la intuición como eje del sistema básico, demostrando como nuestro cerebro ha evolucionado para decidir en base a reglas y modelos fundamentales que aseguren nuestra preservación.

hoy sabemos que nuestro cerebro solo percibe los cambios si existe una modificación en el patrón observado, es decir un cambio en las condiciones, y es justo en este momento, cuando todo el circuito cerebral se activa disparando las alarmas necesarias que detonen los diferentes mecanismos involucrados en la generación de una respuesta adaptativa eficiente, una respuesta que garantice la supervivencia en acuerdo al logaritmo establecido por darwin en su modelo evolucionista (copia, selección y variación).

no seleccionamos constantemente según patrones que hemos generalizado como funcionales? 10 minutos más de sueño significa media hora de retraso al final, ducharse en la mañana me quita 15 minutos de tiempo de sueño, una barba recortada ya no es rechazada, un perfume fresco y cítrico por la mañana,   para el viernes el look casual,   el tren apoya la reducción de co2, menos transbordos significa menos tiempo, etc., etc.

una información nueva que entra en el sistema generando una crisis, promueve un proceso de valoración automático en la estructura cerebral límbica, el asiento de las emociones, la memoria, el placer, el dolor, la obsesión, la sexualidad, el apego; el centro mismo de nuestros registros psicológicos,  y cuya clasificación reduce su carácter a dos posibles opciones: amenazante / no amenazante – y en consecuencia define las respuestas básicas al entorno.

las condiciones ambientales valoradas como amenazantes por el sistema comparativo cerebral límbico provocan reacciones automáticas: enfrentamiento, paralización, huída; presos de este nivel óptimo de procesamiento y respuesta del sistema en condiciones concretas nos vemos completamente presos de un sistema cerebral límbico colectivo potenciado por la tecnología social que ha sumido a la europa mediterranea en un triángulo mortal que asfixia el sistema emocional del sistema.

no es el mercado resultado de percepciones, influencias, acciones, manipulación, estimaciones… nuestras crisis parecen estar solo en nuestras propias mentes, y en las mentes de los demás, no somos marionetas en manos de un titiretero, somos millones de circuitos cerebrales conectados reaccionando desde una emocionalidad compartida que percibe al resto de sus congéneres como una amenaza a la que el sistema cerebral solo puede responder en base a criterios, esto es a razonamientos adecuados enfrentándonos, paralizándonos o finalmente huyendo

prefiero manejar cada crisis conociendo y aceptando mis reacciones en su totalidad e incorporando en cada una de ellas nuevos registros, nueva información, testando nuevas respuestas, incorporando nuevas reacciones, estimulando la conciencia emocional, aceptando los conceptos y valoraciones, promoviendo la síntesis, estimulando la redacción, acudiendo a la narrativa, la suma y especialmente el último principio logarítmico darwiniano: variación.

que la crisis es un momento para decidir lo sabemos, que la convirtamos en un momentos de elección es el reto – que estamos programados para decidir sobrevivir es real, lo más adecuado en nuestro contexto es  elegir vivir – que el análisis es necesario para considerar escenarios es lo esperado, que nuestro cerebro ha acumulado los patrones generales para decidir lo más adecuado es un hecho – que podemos percibir solo un patrón es una opción, que practiquemos con las diferentes perspectivas de lo percibido es un recurso – que hay oprimidos y opresores es un hecho histórico, generar un sistema de conexión es impostergable.

cual es la elección que podemos tomar con nuestra corteza medial frontal para exorcisar el circuito neuronal de la crisis? una que integre la plena consciencia emocional límbica con la percepción reajustada de poder dorsal pre frontal;  estar conscientes de nuestras reacciones emocionales auténticas mientras potenciamos nuestro desempeño con la incorporación de nuevos recursos de gestión.

si nuestro cerebro ha evolucionado para garantizar que su código genético se copiaría, seleccionando la combinación de adn más adecuada variando su contenido; es menester aceptar su poder para copiar un código re seleccionado con una variación diferencial que garantice su preservación y permanencia en el momentum decisivo.

cómo suprimir el circuito cerebral de la crisis?

1.- entendiendo nuestros patrones perceptivos

2.- aceptando nuestras emociones reales

3.- analizando nuestras respuestas estructurales

4.- valorando nuestro sistema de ideas y pensamientos

5.- incorporando nuevos modelos y recursos de gestión

6.- valorando nuevas posibles opciones de acción

7.- ejercitando nuevas respuestas y comportamientos

8.- promoviendo nuevas valoraciones y conceptos sobre la realidad

9.- desarrollando un sistema de suficiencia emocional

10.- comunicando, compartiendo, colaborando… conectándose


Anuncios
Todavía no hay comentarios

tu aporte me sería de gran utilidad

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: