Saltar al contenido.

“Un cerebro para los negocios” NeuroManagement y Recursos Humanos

“¿Qué es lo último en Recursos Humanos? ¿qué es lo nuevo? ¿qué es lo más innovador? ¿lo más rompedor? ¿más efectivo? ¿potente?”, y luego: “que no sea muy costoso, que sea práctico, que sea vivencial, que lo compren los jefes, que sea impactante, que a los empleados les guste, que provoque cambios, que levante la moral, que se evidencie en los resultados.”

Desde las diferentes perspectivas de los distintos roles involucrados en la gestión de las personas, del talento, de los recursos humanos – la del responsable de los Recursos Humanos, la del director de empresa, la del empresario, la del consultor y la del facilitador o consultor – las preguntas previas son las más frecuentes, así también las afirmaciones que siguen como consecuencia de ellas. Como una especie de liturgia para exorcizar todos los males, las empresas y sus responsables, más que nunca, están empeñados  en captar y aplicar las metodologías, los modelos y las herramientas adecuadas a un entorno que consideran cada vez más y más hostil.

Pero… ¿están nuestras empresas y sus responsables preparados para asumir la semántica y la operacionalización de cada una de las preguntas y afirmaciones que definen sobre la gestión?

Comencemos estableciendo que las empresas y organizaciones las definiremos como organismos vivos, por tanto, es menester comprenderlas como estructuras sistémicas que se comunican con sus diferentes subsistemas y el ambiente, en un proceso de intercambio constante que garantiza su óptimo nivel de funcionamiento. Desde la perspectiva orgánica, estas estructuras persiguen el equilibrio y el bienestar de todo el sistema, atendiendo a los procesos creados y coordinados desde un centro de gestión central capaz de producir máximo rendimiento con el menor desgaste del sistema total. Algunos ejemplos de empresas orgánicas: Bacardí, Bosh, Coca Cola, Ford, etc., organismos cerebralmente eficientes.

triangulosiegelDaniel Siegel, un reputado neurocientífico a nivel mundial y con gran influencia en las reformas de sistemas educativos y la creación de metodologías de aprendizaje, ha propuesto lo que ha definido como “El Triangulo del Bienestar”, una explicación a cómo se alcanza, cómo se mantiene y cómo se restablece el equilibrio en los sistemas humanos. La propuesta de Siegel, se concentra en las bases que intervienen en todo el proceso previo, para que se produzca el balance osmótico entre los subsistemas que componen el todo, en sus propias palabras: “El todo que creamos juntos es más grande que nuestras identidades individuales. Sentimos esa resonancia como una sensación palpable de conexión y de vitalidad”; en tal sentido, las empresas como un todo orgánico persiguen el equilibrio productivo, el bienestar competitivo desde la osmosis general del sistema en coexistencia con el resto de los sistemas circundantes.

El bienestar entendido desde la perspectiva de Siegel demanda una dinámica fluída y constante entre los tres ángulos del triángulo del bienestar: Cerebro – Relaciones – Mente, entendiendo que la mente es el resultado de las funciones cerebrales y las relaciones que éste crea y gestiona; confirmando la propuesta de Gazzaniga al plantear que “la única razón por la que los humanos tienen un cerebro tan diferente al de las otras especies, es porque lo necesitan para gestionar sus relaciones”. La mente definida por Siegel (lejana de la definición griega) es el resultado de nuestras funciones cerebrales en plena actividad respondiendo a las necesidades de relación persona a persona, persona a grupo, grupo a grupo.

La empresa como un sistema orgánico se rige por los mismos principios planteados por Siegel, es decir, es un todo coordinado por una estructura que se mantiene creando soluciones para gestionar los retos propios de la situación relacional, bien sea simple o compleja, pequeña o a gran escala, pero siempre destinada a cubrir la misma demanda: conectar, relacionar, incluir, sumar.

El gran reto para los profesionales que gestionan talento – empresarios que requieren mantener su liderazgo, emprendedores en búsqueda de oportunidades, organizaciones que proyectan y planifican su permanencia, protagonistas del mercado y del mundo de los negocios – se conquista en el terreno de los descubrimientos hechos por la neurociencia sobre el cerebro y sus intrincados sistemas de conexiones, extrapolándolos a las aplicaciones del management y de la generación de negocios, un sistema que sigue la máxima de obtener el mayor rendimiento al mínimo esfuerzo en la gestión de sus sistemas estructurales, sus recursos relacionales y su poder como identidad.

Consideremos en este escenario al NeuroManagement como la disciplina dedicada a la adaptación y aplicación de los resultados provenientes de la neurociencia al management, esto es, tomar la evidencia científica de la investigación del cerebro humano vivo como base para la validación de los modelos actuales, y también como fundamento en la creación de nuevas metodologías en la gestión de recursos materiales y del talento; en conclusión, se persigue incrementar la eficiencia y eficacia de la gestión en la producción y los negocios utilizando como modelo central nuestra propia estructura de gestión, nuestro cerebro.

triangulosiegel_1Siguiendo el triángulo del bienestar propuesto por Siegel, como responsables de la gestión desde la perspectiva cerebral, perseguimos incrementar el rendimiento de la estructura organizativa, potenciando las relaciones entre sus subsistemas a objeto de crear una identidad que garantice la adaptación exitosa del todo al ambiente.

Un cerebro para los negocios es aquel capaz de detectar, captar, incorporar, remezclar, producir, mejorar e innnovar con los recursos disponibles y posibles, mientras crea los vínculos adecuados entre ellos y los sistemas con los que interactúa para generar un resultado final, y cuyo objetivo final es la creación de un todo que gestione las demandas internas y una identidad que sea capaz de adaptarse eficientemente a los requerimientos externos. ¿Qué significa esto? Significa que la eficiencia, la eficacia y finalmente el éxito en los negocios se encuentra en la dinámica que existe en la triada: costes/beneficios – relaciones – identidad. Pensad por un instante en la eficiencia de un modelo que posea costes fijos considerablemente bajos, cuya estructura operativa funcione de manera deslocalizada en base a un eficiente sistema de conexiones digitales, que reconozca y refuerce el talento como valor medular del todo y que convoque y satisfaga las necesidades básicas de los colectivos… ¿pódeis visualizar algo?… Es evidente el impacto en los negocios gestionados desde la perspectiva cerebral cuando pensamos en los modelos de organizaciones como Facebook, Google, Apple y muchos más.

El NeuroManagement, por tanto, como disciplina de apoyo para las empresas persigue desarrollar un cerebro para los negocios que coordine el sistema como un todo; pretende mediar entre los diferentes actores en la dinámica productiva facilitando la conexión, las relaciones y el intercambio, para lo cual, considera las demandas de origen externo e interno, así como las fuerzas que intervienen en la formulación de la ecuación adaptativa.

Si entendemos los negocios como un hecho comunicacional, como la generación de percepciones que promueven una respuesta o impelen a un comportamiento, entonces, entenderemos que son un fenómeno que ocurre en los espacios evolutivos que nos distinguen del resto de las especies y cuyo asiento se encuentra en las estructuras cerebrales. Para entender al cerebro de los negocios es necesario que conozcamos los modelos teóricos que lo explican al detalle, una fusión del modelo Triuno de Paul McLean, con la propuesta Hemisférica de Ned Herrmann que de manera ineludible deben considerar los conceptos derivados de la actualidad sobre la conectómica descrita por Sebastian Seung.

modelocerebralPara McLean el cerebro es una maquinaria de tres capas que de manera evolutiva incluye: impulsos, emociones y cogniciones; la definición del hecho comunicacional en todas sus esferas obedece al nivel en que se establezca, por ello la gran demanda de modelos de gestión que codifiquen la comunicación intercultural, interracial e interpersonal evidentes en los más actuales programas de gestión de equipos dispersos en las grandes multinacionales.

En adición la conexión con el exterior plantea una preferencia entre la racionalidad o el recurso creativo descrito por Herrmann, un abordaje de los negocios desde la descripción analítica o desde la investigación holística; el fundamento de gigantescas inversiones en programas que van desde el desarrollo de complicados sistemas de gestión (CRM, Digtalización) hasta las propuestas de nuevos modelos de operación y funcionamiento (GameStorming , Canvas).

Finalmente, debemos considerar que la comunicación perceptiva en los negocios está registrada en una compleja estuctura cartográfica que incluye todas las posibles conexiones que surjen de la combinación, recombinación y reinvención conectiva de los recursos adquiridos, los que se están adquiriendo y los disponibles de adquirir. El sistema conectómico es el sistema de las sumas definidas por Seung, del todo descrito por Siegel, de las relaciones destacadas por Gazzaniga y de lo compartido descubierto por Rizzolatti. Un cerebro para los negocios entiende el concepto de inteligencia colectiva y lo gestiona a perfeccion en la creación de sistemas como el Knowledge graph de Google o en los programas de gestión interdisciplinar.

Un cerebro para los negocios, o viceversa, los negocios desde la perspectiva cerebral consideran las necesidades y demandas que se desprenden del hecho comunicacional entre:

1.- Los impulsos originados en el ecosistema interno de las personas y las organizaciones

2.- Los procesos racionales y/o creativos subyacentes a la generación de las respuestas adaptativas a las demandas externas

3.- Las condiciones e intermediaciones emocionales que permiten el funcionamiento de todo el sistema.

4.- Las conexiones existentes entre todos los recursos desprendidos de los impulsos, los pensamientos, las emociones y los ecosistemas internos y externos

La realidad de las empresas desde la perspectiva cerebral, desde la aplicación de las propuestas del NeuroManagement, utilizando un cerebro para los negocios implica una modificación radical de los conceptos de Toma de Decisiones por Intuición, Formación por Aprendizaje y Liderazgo por Gestión Tribal; también implica un reposicionamiento acerca de los impulsos y su carácter catalizador, las emociones como eje central de todo el sistema en su conjunto y la cognición como centro gestor de las relaciones, y más allá de todo ello implica la aceptación de modelos que describen la inteligencia colectiva evidenciada en las redes sociales, el crowdsourcing y las organizaciones inteligentes por encima de los modelos personalistas e individualistas.

La perspectiva que brinda un cerebro para los negocios es tan apocalíptica como la interpretación hecha en base a las predicciones mayas, es decir, su incorporación en la dinámica empresarial demanda una reinvención del sistema, la definición de un nuevo código de actuación, la redistribución de prioridades, el restablecimiento de jerarquías, la renuncia a privilegios. El NeuroManagement es la herramienta que apoya la gestión de los negocios desde un cerebro evidenciado en los hubs, las sinergias, las transiciones, la memética, el postdigitalismo y la hipersociedad.

Anuncios
  1. Es un tema novedoso pero es la primera apreciacion seria que veo , me gustaría saber si conocen de mas artículos relacionados y con esta seriedad

    18/02/2015

tu aporte me sería de gran utilidad

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: